5/04/2009

Vendo mi TDT


Falta poco para el apagón analógico de la televisión. Dentro de unos meses sólo podremos recibir su señal digital a través del famoso TDT. Yo ya tengo uno, pero estoy pensando en venderlo. Si a partir de no sé qué mes me quedo sin televisión casi que será más un alivio que un problema.

Hace unos meses adquirimos un televisor nuevo, el que ya teníamos dijo que no quería seguir soportando tanta basura, y que ya, a sus dieciséis años de vida, había vivido suficiente. Al ir a conectar el TDT a la nueva ventana al surrealismo observé que poseía una conexión para conectar el ordenador… y desde entonces soy más feliz.

A medio día, he cambiado la dosis diaria de informativos catastrofistas por la versión digital del Trivial Pursit, que me descargué gratuitamente de internet. Y donde antes había guerras, asesinatos y crisis para acompañar al silencio de la digestión del almuerzo hay hoy un buen rato de ocio para compartir con la familia.

¿Qué isla del Egeo conquistó Suleimán a los caballeros de San Juan? Pregunta el Trivial. Rodas, contesta acertadamente, aunque acompañado de la suerte más grande del mundo, mi padre, que ya tiene tres quesitos. No obstante, se le dan bien las preguntas de Historia y todas las de espectáculos que tengan relación con Brigitte Bardot. Mi hermano no falla una de deportes y yo… yo tengo muy buena memoria.

Y no soy más feliz, soy, muchísimo más feliz. Salgo a la misma calle, voy al mismo trabajo, me relaciono con los mismos amigos… pero no llevo encima el miedo de una crisis que va a acabar con el mundo, el miedo de unos terroristas que quieren destruir occidente… y el miedo, y el miedo, y el miedo… Mi mundo es mi barrio, mi pueblo, mis amigos… y no porque no me importe lo demás, sino porque trabajar para vivir no te deja más tiempo… No sé qué se consigue con tanto pesimismo y marujeo barato. No sé qué se consigue con tanto bombo cruel a muertes y desapariciones… Ya lo tengo decidido, vendo mi TDT, o lo tiro a la basura. Esta noche emiten en Antena 3 una película sobre la muerte de Mari Luz. ¡Esto es ya el colmo! Lo siento mucho pero no formaré parte de ese boom de audiencia. En mi casa, la simbiosis tele-ordenador de mi salón programa mi pequeño rato de ocio. Hoy, cine a la carta: “La vida es bella”.

1 comentario:

madamblublu dijo...

Una desición inteligente.
La tv actual es una puta mierda, aunque quedan 1 o 2 programas decentillos, pero vamos, el 99% es bazofia pura. Estoy contigo.